Cómo elegir la correa adecuada para tu reloj de pulsera

enero 23, 2017

Cómo elegir la correa adecuada para tu reloj de pulsera

A la hora de comprar un reloj, entran muchos detalles a tener en cuenta para acertar con la elección, tanto ya sea para ti como para hacer un regalo. Además de ser un elemento funcional que nos dice la hora, el reloj es un complemento que transmite buena parte del estilo y la personalidad de quien lo lleva. En ese sentido, la correa es uno de los rasgos más característicos del reloj, e influyen diferentes aspectos que van desde el material hasta el diseño.

A pesar de que al escoger un reloj nos solemos fijar principalmente en el diseño de la esfera, la correa también es muy importante porque puede limitar su uso a la hora de hacer deporte, por ejemplo. Si solo lo vas a utilizar en situaciones cotidianas o en ocasiones especiales, la correa metálica no supondrá ningún problema. Lógicamente, si nuestro target son los relojes de lujo, seguramente nos lo quitaremos para actividades que puedan comprometer su integridad. Así las cosas, en caso de que quieras llevar el reloj deportivo siempre contigo, lo más adecuado son las correas de silicona o caucho.

Evidentemente, el material de la correa suele ir ligado a la marca. Nadie se imagina un reloj de lujo de las grandes marcas suizas de gama alta con correa de plástico, puesto que su prestigio se basa en recurrir a los materiales más preciados, como el oro o la plata. En los relojes de estilo más clásico donde se busca la elegancia, el cuero aporta un toque sobrio que puede pasar desapercibido a simple vista pero que en las distancias cortas denota mucha clase. Eso sí, su durabilidad es menor que la del caucho.

Son precisamente los relojes más informales, deportivos o incluso geeks, los que cuentan con correas más duraderas, preparados para ser utilizados mientras haces deporte, en actividades extremas o bajo el agua. En este tipo de relojes podemos encontrar correas de silicona o caucho. Además de esa mayor resistencia ante golpes, roces, sudor, etc. se trata de materiales más económicos, de manera que el precio del reloj también disminuye sin por ello reducir la calidad.

En los últimos tiempos también estamos viendo cómo se vuelven a poner de moda las correas de tela. Son muy cómodas porque se pueden lavar y se acoplarán a la perfección a tu muñeca. Además, puedes cambiar la correa cada cierto tiempo manteniendo la esfera y parecerá que tienes un reloj nuevo, ya que hay numerosas variedad en cuanto a la combinación de colores, sobre todo desde el auge que está teniendo nuestro Yachtman Chrono y su estética tan característica.

En definitiva, los factores más a tener en cuenta son el uso que le quieras dar al reloj, los gustos personales y el efecto que quieras transmitir al exterior. No es lo mismo llevar un reloj con correa de plástico que con piel de cocodrilo, por lo que recomendamos que tengas en cuenta todos estos puntos antes decidirte por tu nuevo reloj de pulsera.