Cómo llevar (bien) un reloj

febrero 15, 2017

Cómo llevar (bien) un reloj

Hoy en día, el mercado de los relojes de pulsera ofrece una gran variedad de modelos entre los que elegir. Aunque pueda parecer un detalle menor, es muy importante que demos una buena impresión, y para ello este es uno de los complementos que mejor te puede hacer quedar. De hecho, hay quienes piensan que es buena idea contar con varios relojes, del mismo modo que tienes diferentes modelos de pantalones zapatillas o abrigos, por ejemplo.

De todas maneras, si prefieres optar por solo un reloj y ser fiel a él, es muy importante que a la hora de decidirte por un modelo u otro tengas en cuenta que sabe transmitir tu personalidad y tu estilo. A fin de cuentas, no sirve de nada comprarse un reloj carísimo si después no vas a saber lucirlo como se merece. Por ello, a veces es mejor optar por un presupuesto menor y comprar el modelo que realmente te va a quedar bien y casa a la perfección con cómo eres y cómo te gusta proyectarte al exterior.

Lógicamente, para dar una buena impresión, no debes llevarlo ni muy prieto ni muy suelto, ya que eso daría una mala sensación tanto para los demás como para tu comodidad. Asimismo, hay quienes prefieren esconderlo debajo de la camisa o el jersey mientras que otros son más ostentosos y prefieren que se vea a toda costa.

Independientemente de que tengas cierto interés por el exhibicionismo o no, lucir un reloj de calidad y con estilo siempre suele favorecer el autoestima y da la sensación de que realmente sabes transmitir tu personalidad a través de los complementos que llevas. Es obvio que no existen leyes para definir cómo se ha de llevar un reloj, pero sí que existen algunas normas no escritas como ciertas marcas que dotan a la persona que lo lleva de un prestigio social porque la mayoría de nosotros sabe cuánto cuestan aproximadamente los relojes de lujo.

Aunque a veces solo nos fijamos en la cuestión estética, la comodidad debe ser imprescindible a la hora de llevar un reloj en la muñeca. En ningún momento se debería comprometer la movilidad de la zona y en eso han avanzado mucho los últimos modelos, como podemos ver en deportistas de alto rendimiento que lo utilizan en actividades donde el giro de muñeca es tan importante como el tenis o el golf.

En realidad, como podrás comprobar, no podemos asegurar a ciencia cierta cuál es la manera de llevar un reloj con estilo porque no existe solo una; lo que sí podemos asegurar es que no solo se ha de apreciar un reloj por la imagen que proyecta al exterior, sino también por cómo se siente con él la persona que lo lleva. Es muy difícil encontrar un reloj que quede bien con toda tu ropa, y es cierto que los que tienen la pulsera de metal son más fáciles de combinar mientras que los de piel son más casual y otorgan un aire más desenfadado, de ahí que para el proceso de compra sea importante estar bien informado y conocer todas las características de los modelos.