Relojes de madera, la nueva tendencia

marzo 27, 2017

Relojes de madera, la nueva tendencia

El sector de la relojería se encuentra en constante evolución, se reinventa para adaptar a las leyes del mercado y por eso continúa siendo tan profuso en ventas. Las marcas han sabido ir más allá de la funcionalidad de un reloj y lo han convertido en un complemento casi imprescindible. Por eso encontramos relojes con taquímetro, relojes deportivos o relojes de estética pop para mujer que se adaptan a la perfección al estilo y el carácter de quien lo lleva .

Dentro de las últimas tendencias que hemos podido apreciar en los relojes de pulsera se encuentra el uso de la madera. Si bien estamos acostumbrados al caucho o el nylon en modelos baratos o el oro en relojes de alta gama, los relojes de madera están encontrando su nicho de mercado por su singularidad y respeto al medio ambiente, una actitud muy de moda. De hecho, ya hemos podido ver cómo están triunfando las gafas de madera, así que los relojes podrían seguir el mismo camino.

Si eres más clásico y prefieres comprar relojes online de calidad, nosotros creemos que siguen siendo los más eficientes. 

Moda y estilo en los relojes de madera

Uno de los puntos a favor es que la madera es un material "vivo" y original en cada modelo, al mismo tiempo que tiene la ventaja de que no estar tratado con elementos químicos supone evitar daños o alergias en la piel. Sí que es cierto que el coste de estos relojes puede ser bastante alto, especialmente si buscas un estilo rompedor y materiales de calidad. Eso sí, cuando decidas desecharlo, su reciclaje cuesta menos y es mucho más sencillo, puesto que se trata de un elemento biodegradable.

En general, la madera más utilizada es el bambú, ya que siguiendo con la postura ecológica, es un material que se regenera al ser cortado. De esta manera, en los últimos años han surgido marcas dedicadas exclusivamente a la confección de relojes de modera en diferentes países.

Por ejemplo, WeWood es una firma que nace en la Toscana con una clara vocación ecológica, pues no utilizan sustancias químicas potencialmente alérgenas o tóxicas por iniciativa propia. Además, al igual que otras marcas de este nicho, se crean campañas por las cuales se planta un árbol por cada reloj vendido. Sus precios tampoco es que sean prohibitivos (ningún modelo supera los 100 €), así que cualquiera que quiera dar "la nota" en el buen sentido, aquí tiene una posibilidad.

De hecho, no es necesario salir de nuestras fronteras para encontrar relojes de madera originales. La marca Bewell, ubicada en Burgos, además de la madera utilizan cristal mineral con el objetivo de proteger el dial. El movimiento de cuarzo, de los japoneses Miyota, garantiza el funcionamiento idóneo de sus relojes.

Otras compañías como TruWood o Woodgeek han tratado de fomentar el uso de la madera porque se trata de un material natural con mucho potencial que apenas se había explotado en el sector de la relojería hasta ahora.