Relojes más caros del mundo

noviembre 07, 2016

Relojes más caros del mundo

Los materiales con los que se ha fabricado, el tiempo y la complejidad que les llevó a los artesanos elaborar dicho reloj, el diseño, su maquinaria o su antigüedad. Esas son algunas de las características por las cuales se encuentran algunos relojes con un precio demasiado elevado para los bolsillos mundanos, pero es que su precio lo vale, valga la redundancia. Esta es la lista de los 5 relojes más caros que se pueden encontrar y, como dato curioso, no hay ningún Rolex.

¿Cuales son los relojes más caros del mundo? ¿Cuanto cuestan?

EL BREGUET 2667 reloj más caro del mundo

El Breguet 2667 - 4,6 millones de dólares

Desde el siglo XVIII han concentrado a multitudes en torno a las subastas de los mismos. Breguet, gracias a su habilidad relojera y una calidad insuperable y siempre a la moda, ha conseguido atraer a los más destacados clientes de todos los tiempos, como Napoleón.

Emperador Temple de Piaget

Emperador Temple de Piaget – 3,3 millones de dólares

Reloj suizo, que, a fecha de hoy, es el reloj Piaget más caro del Emperador Temple. Un dos en uno con sus caras cubiertas de diamantes.

PATEK PHILIPPE 1939 PLATINIUM WORLD TIME

Patek Philippe 1939 Platinium World Time – 4 millones de dólares

Famoso siglos atrás, desde el siglo XIX hasta día de hoy, con clientes exclusivos. Este modelo aparentemente no parece demasiado complicado, aunque hay que fijarse en los detalles, 41 ciudades, regiones y países plasmados dentro de un bisel giratorio.

Girard Perregaux

Girard Perregaux, Vintage 1945, Tourbillon

Valorado cerca de 460.000 euros, este mecanismo se ha convertido en un modelo muy demandado, debido a sus cuatro años de construcción unido a sus más de 500 piezas, y su original diseño de máquina tragaperras con 125 combinaciones posibles. Tourbillon no pasa desapercibido.

JAQUET DROZ

Jaquet Droz, de Bird Repeater

Después de dos años de creación este reloj salió a la luz con 69 rubíes y en una edición limitada de 16 unidades, con un reverso de oro rojo y gris con diamantes, una pieza única para los afortunados dueños.